viernes, 5 de julio de 2013

Ricardo Gallo y Ricardo Gallo Cuarteto (Especial invitados al Festival Distritofónico 2013)

La primera vez que oímos hablar del pianista Ricardo Gallo fue en el 2004, cuando se dejó ver en La revuelta, disco de la agrupación bogotana Asdrúbal. Poco después de grabar junto a ellos viajó a Nueva York donde se quedó a vivir por largo tiempo. Desde allí mantuvo una estrecha relación con la actividad musical colombiana a través del colectivo La Distritofónica con el que ha editado sus cuatro discos junto a su cuarteto. Sus exploraciones dentro de la música andina quedaron en evidencia con el disco Meleyólamente al lado del tiplista Alejandro Flórez. Se desenvuelve en los terrenos del jazz junto al sexteto Tierra de Nadie, ha sido parte del quinteto de Peter Evans, explora la libre improvisación y también es compositor. Recientemente acaba de escribir una “Obertura” para la Orquesta Sinfónica de Colombia que será estrenada bajo la dirección de Andrés Orozco.*

Ricardo Gallo Cuarteto

Contrario a lo que suele suceder en el auto-exilio, el pianista mantuvo vivos los lazos con su país a través de la música con su cuarteto con el que lleva ocho años tocando juntos. Desde Los Cerros Testigos, su primera grabación, Gallo dejó en claro que su estilo era ambiguo, unas veces diáfano, otras muy oscuro. Cuidadoso, no se dejó tentar por las ligerezas que a veces suscita la distancia y se dio a la tarea de tejer un entramado musical que, alejado de los lugares comunes del llamado jazz latino, se mete en los terrenos de la música de cámara, el jazz y la libre improvisación teniendo como referentes las músicas del Caribe, el Pacífico y los Andes colombianos, además de la influencia de pianistas como Andrew Hill y Randy Weston. Su más reciente grabación al lado de su cuarteto se llama Tribu del asfalto, en la que consolida varios años de trabajo ininterrumpido al lado de tres músicos de alto calibre como el percusionista Juan David Castaño, el contrabajista Juan Manuel Toro y el baterista Jorge Sepúlveda.*



*Texto cortesía de Festivaldistritofonico

No hay comentarios:

Publicar un comentario